“El cliente siempre tiene la razón”.

Cuántas veces hemos escuchado esta frase. Pero, ¿es verdad que el cliente siempre tiene la razón?

Hay un poco de verdad y un poco de leyenda. Hay clientes y clientes. Lo que si debe ser una persona que atiende un negocio es educada. Perder los nervios o las formas no es la mejor manera de solucionar un problema con un cliente.

La atención al cliente o al usuario debe tener como finalidad la satisfacción total de ese cliente o usuario. Una simple sonrisa a la hora de atender, levantar la mirada a la hora de saludar… son simples gestos que dan al cliente la atención que desea.

Dejamos este vídeo que nos puede ayudar a perfeccionar nuestro forma de atender y tratar con los clientes.