¿Quién te lo ha dicho? Claro que puedes opinar y enviar comentarios.  Lo que ocurre es que todos conocemos bastante bien el mundo de Internet y cómo funciona. Dejar abierto un canal de comentarios supone un intenso trabajo de moderación y «limpieza» de mensajes bien «troleados», bien spameados, bien malintencionados, etc. Puedes enviarnos tu mensaje y nosotros lo publicaremos si viene debidamente «identificado». Por supuesto, que tus datos nunca serán publicados. Solamente tu nombre o seudónimo, si es lo que quieres.